3.9.17

¿Que fue el CAIRP? Centro Argentino para la Investigación y Refutación de la Pseudosciencia

por Enrique Márquez, Alejandro Agostinelli, Alejandro Borgo y Enrique Pereira de Lucena

El Centro Argentino para la Investigación y Refutación de la Pseudociencia (CAIRP) fue la primera organización latinoamericana sin fines de lucro que surgió a semejanza del por entonces llamado Committee for the Scientific Investigation of Claims of the Paranormal (CSICOP, actual CSI), la principal organización escéptica del mundo con sede en Buffalo (N.Y., EE.UU.).

EL CAIRP se convirtió en la primera organización argentina dedicada a difundir una mirada crítica de las pseudociencias incorporada en la nómina del CSICOP. El grupo, activo entre 1990-1999, editó hasta 1997 una publicación trimestral, El Ojo Escéptico. Sus integrantes fueron regularmente convocados por los medios para mostrar “la otra cara de la moneda” de la pseudociencia y exponer y promover el pensamiento crítico [1].

Después de unos años, la institución se transformó en Fundación CAIRP y concluyó su actividad en 1999.

HISTORIA

La idea de formar el CAIRP surgió a fines de 1989 a partir de una conversación telefónica entre Enrique Márquez y un suscriptor argentino del Skeptical Inquirer (S.I.), publicación oficial del CSICOP. Ambos convinieron en convocar a amigos de su entorno que podrían estar interesados en formar un grupo dedicado a desmitificar la pseudociencia. A fines de febrero de 1990 se concretó la primera reunión, a la que se sumaron Alejandro Borgo, Enrique Carpinetti (Kartis), Naum Kreiman, Rudyard Magaldi, Enrique Peralta (Marduk) y Benjamín Santos Pedrotti [2].

En sucesivos encuentros se fueron planificando los objetivos del proyecto, tomando como base y adaptando los lineamientos generales de una guía práctica elaborada por el CSICOP para formar un grupo escéptico local. Conforme a esto se convocó a otros suscriptores del S.I. y también se fueron sumando otros integrantes y colaboradores (Carlos Colombo, Aldo Slepetis, Alejandro Agostinelli, Ellen Popper, Orlando Liguori, Heriberto Janosch, Pablo Top, Violeta López Gasparri, Enrique Pereira de Lucena, Mariano Moldes, Roberto Amitrano, Max Seifert, Arturo Belda, Rosana Olivieri, Francisco Bosch, Virgilio Di Pelino, Gustavo Contarelli, Claudio Ramírez, Omar Oyarzo, Marcelo Slullitel (Merpin), consultores (Mario Bunge, Gregorio Klimovsky, Fernando Saraví, Ernesto Gil Deza, César Cabral, Daniel De Cinti, Roger Culver, Philip Ianna, Alfredo Silleta, Juan José Sebreli, Alejandro Turek, Fernando Colomb, Rubén Ardila, Raúl Serroni Copello, Antonio Cornejo, Claudio Benski, Juan Azcoaga, Pablo Capanna, Juan Forte, Alan March, Fernando Novas), miembros honoríficos (Carl Sagan, Martin Gardner, Henri Broch), y tres representantes en otros puntos del país: Richard Branham (Mendoza), Iván Tiranti (Córdoba) y Celso Aldao (Mar del Plata).  
La integración de profesionales de diferentes disciplinas (astronomía, medicina, psicología, física, metodología, epistemología, abogacía, etc.), permitió forjar un sólido equipo dispuesto a enfrentar a la pseudociencia en los medios.

Yo siempre quise hacer algo como el CAIRP. Cuando volví después de muchos años a la Argentina en 1985 traía un proyecto de estatutos para crear una sociedad para criticar las pseudociencias, pero no pasó nada. Los muchachos del CAIRP lo hicieron, me propusieron participar y dije que sí. La pseudociencia es macaneo, fantasía que se hace pasar por ciencia. En estas instituciones siempre hay científicos y magos, porque el científico actúa de buena fe, pero estos tipos que viven a costillas del público hacen trucos que un científico de buena fe no va a descubrir. Pero un mago profesional sí”, recuerda Mario Bunge [3].

PUBLICACIONES

En 1991, el CAIRP, presidido por Enrique Márquez, comenzó a publicar la revista El Ojo Escéptico, con Borgo como director y Agostinelli como Asesor Editorial. Sus primeros números tuvieron formato tabloide y los titulares fueron una parodia de la prensa sensacionalista. Entre 1991 y 1997 fueron publicados 16 números.

También hacían circular boletines internos entre los miembros adherentes, listados con bibliografía especializada y videos con las participaciones de sus integrantes en programas televisivos y conferencias [4].

CONTEXTO Y ACTIVIDADES

El CAIRP surgió a comienzos de los 90, en pleno auge de la New Age en la Argentina. Las pseudociencias que se difundían por los medios eran las llamadas Medicinas Alternativas (homeopatía, terapias florales, acupuntura, etc.), Curanderismo (imposición de manos, cirugías psíquicas, etc.), Astrología (sidérea, china, horoscópica, etc.), Mancias (tarot, videncia, quiromancia, etc.), Control Mental, Programación Neurolingüística, variados elementos místicos curativos (cristales, pirámides, etc.), Ovnis y nuevas religiones asociadas a la creencia en visitas extraterrestres.

Antes del CAIRP, los medios sólo eran promotores de lo paranormal. Prácticamente no había una alternativa científica”, explicó Agostinelli [5].

Los integrantes del equipo comenzaron a dar conferencias con el propósito de alentar la investigación crítica de lo paranormal y responder a las afirmaciones pseudocientíficas. Facilitaron especialistas para que el público tuviera un panorama más equilibrado, o al menos supiera que existían argumentos científicos que explicaban los supuestos fenómenos paranormales o extraordinarios. En los casos que se detectaba fraude, fue decisivo el rol de los varios ilusionistas que conformaban el equipo [6].

También participaron en el asesoramiento de dos frustrados proyectos legislativos para regular la actividad de diferentes charlatanes.

En aquel tiempo Internet no existía y no era fácil obtener información crítica. Por eso fue importante El Ojo Escéptico y la presencia de sus integrantes en grandes medios de difusión, que comenzaron a ser convocados por medios radiales, gráficos y televisivos cada vez que surgían noticias de avistamientos de ovnis, casas embrujadas o aparecían perjudicados por terapeutas alternativos.

CONTROVERSIAS

  • En 1991, en un canal de televisión abierta, Enrique Márquez, entonces presidente del CAIRP, se hizo pasar por “cirujano psíquico” para desenmascarar a un curandero de Capilla del Monte (Córdoba). Al final reveló su condición de ilusionista experto en fraudes [7]. Años más tarde el tema regresaría cuando un charlatán filmó a Alex Orbito en Filipinas. La misma filmación del promotor del fraude contenía elementos para desenmascararlo y así se hizo en un debate televisivo con gran rating en la época [8].  

  • “¡Gane U$S 10.000 con el poder de su mente!” fue la consigna para desautorizar a los presuntos dotados, siguiendo la tradición de Harry Houdini [9] y James Randi.  Se trataba del Proyecto PSI, un programa de investigación que consistía en un publicitado ofrecimiento por dicha suma a quienes pudiesen demostrar un hecho o capacidad paranormal. Al igual que en otras partes del mundo y durante todo el período de existencia del CAIRP, nadie fue capaz de obtener el preciado premio [10].

  • En 1992, el periodista Alejandro Agostinelli participó, en nombre del CAIRP, en una conferencia de prensa para denunciar a los líderes de un culto que proclamaba estar en contacto con extraterrestres, quienes eran buscados en Brasil por la desaparición de un menor y otros crímenes. Se trataba de Lineamiento Universal Superior (LUS), un grupo inscripto como Asociación Civil convencido del rescate extraterrestre y de una compleja cosmogonía que incluye energías y jerarquías cósmicas en la Tierra.  La líder del LUS, la brasileña Valentina de Andrade, fue chivo expiatorio en 1992 y 1993 en sendos casos de asesinatos seriales a niños. Fue declarada inocente y fueron hallados los culpables [11].

  • En 1993, dos ilusionistas del CAIRP, Enrique Márquez y Enrique “Kartis” Carpinetti, fueron convocados por una fiscalía para el juicio oral de María Teresa Giménez. Ella diagnosticaba “daños espirituales”. Su remedio era sugestionar con trucos a sus consultantes. Como la vidente, los expertos “desmaterializaron” billetes y exhibieron limones inyectados con sangre para demostrar cómo fueron estafadas,  en 30 mil y 3000 dólares, dos víctimas que la habían consultado. La mentalista les hacía creer que quemaba billetes para “purificarlos”, cuando en verdad destruía fajos de papel de diario. La estafadora fue condenada a dos años de prisión de cumplimiento efectivo [12].

  • En 1995 el CAIRP denunció que la promocionada autopsia del muñeco de Roswell era un fraude. Convocó a expertos en efectos especiales, facilitó a un programa de televisión la idea de hacer una réplica de la autopsia y se organizó una charla abierta donde expusieron sus conclusiones. Crear la famosa “muñecopsia" era un fraude efectivo y barato [13].


Después del cierre definitivo de la Fundación en 1999, varios de sus integrantes continuaron activos y con los mismos objetivos, pero en forma individual.


[1] Enrique Márquez, Enrique Peralta y Aldo Slepetis - A la manera de Sofovich (09-05-1991); Pseudociencias - Las Unas y los Otros (26-07-1991); Entrevista a Alejandro Borgo - Semanario científico (26-11-1993).

[2] Confidencias de un desmitificador (Entrevista a Enrique Márquez por Lic. Corbetta - 22-09-2011) [ver desde 1:22:25 hs.].


[3] Refutadores: No queda truco en pie. Revista La Nación, 10-09-2000.

[4] CAIRP - Medicina, Curaciones Paranormales y Control Mental (02-10-1990); Charlatanismo en Oncología (05-07-1993); Curaciones Mágicas – Dr. Fernando Saraví (09-09-1993); Pablo Top - LOS COMIENZOS DE LA CIENCIA EN GRECIA (02-09-1995); Aldo Slepetis - CIENCIA FICTICIA. Los engaños pseudotecnológicos (07-10-1995); El auge del irracionalismo - Juan José Sebreli (16-12-1995).

[5] Agostinelli, A. (2011) “Escepticismo activo. Una experiencia lationamericana”- presentado en la World Conference of Science Journalists (Doha, Qatar, 27-6-2011) en el panel “Investigating Pseudoscience”. Luego fue presentada en el primer Simposio Internacional de Pensamiento Crítico organizado por la Asociación Paraguaya Racionalista (APRA) en Asunción – Paraguay (04-11-2011).


[6] KARTIS - Magos vs Charlatanes. (CAIRP – 14-10-1995); El Mago - Kartis, Marduk, Merpin, Fénix, Aries. Ser humano hoy (Marzo, 1997).

[7] Médico del espacio fuera de combate (EOE. Nº 1, p. 6); Enrique Márquez desenmascara a Ricardo Gil Lecha (Noviembre de 1990) – Telefénoticias.

[8] Claudio María Domínguez desenmascarado (Cirugías psíquicas) - Memoria (26-07-1995).

[9] Peralta, L. E. (1991) Houdini, maestro del escepticismo. EOE. Nº 3, Diciembre.

[10] Márquez, E. (2014) Un premio millonario que ¿nadie quiere ganar? DV, 03-02-2014.

[11] Suplemento especial: Valentina de Andrade, la historia y los medios. EOE Nº 5, Setiembre 1992; SECTAS PLATILLISTAS - Las Unas y Los Otros (1992).

[12] Juicio a vidente: Enrique Márquez y Enrique Carpinetti - Día a día (15-11-1993); Enrique Márquez desenmascara los trucos de vidente condenada por estafa (01-05-2000) – Memoria; Magia en los Tribunales. Suplemento: La patria mentalista, EOE. Nº 9/10, Enero 1994.

[13] CONFERENCIA: AUTOPSIA DE UN EXTRATERRESTRE - CAIRP (1995).



No hay comentarios.: